Consejos para tener una oficina más sostenible y sin residuos

Las oficinas se han convertido en uno de los espacios donde pasamos la mayor parte del día, por lo que se convierten en una excelente oportunidad para generar un impacto positivo en el medio ambiente. Crear entornos laborales verdes se traduce en trabajadores más productivos, ahorro para la organización y aprovechamiento responsable de recursos naturales. 

Las formas de trabajar cambiaron. Tan es así, que muchas empresas ya han tomado cargas en el asunto, contratando energía procedente de fuentes renovables, reciclando y disminuyendo  el consumo de papel. Sin embargo, siempre se puede hacer algo más para tener una vida más ecológica y responsable con el planeta ¿como? realizando pequeños cambios en nuestras acciones o implementando nuevos hábitos sostenibles.

¡Sigue leyendo! a continuación te daremos algunos #Ecotips que puedes llevar a cabo. La mayoría son muy sencillos y fáciles de poner en práctica, así que ¡no hay excusa!

  1. DIGITALIZATE

Hoy en día, la tecnología nos permite realizar tareas que hacen que el desperdicio de papel sea prácticamente innecesario. Todo el material digitalizado se puede compartir mucho más fácilmente con el resto de tus compañeros, mejorando la comunicación, la transparencia y el trabajo en equipo. Conoce estas opciones:

Conversaciones a distancia: ¿Necesitas hacer una reunión de trabajo con personas que no se encuentran en el mismo lugar que tú? hazlo mediante videoconferencias para disminuir la huella de carbono, asociada con los viajes aéreos u otro tipo de traslado. 

Conversaciones a distancia: ¿Necesitas hacer una reunión de trabajo con personas que no se encuentran en el mismo lugar que tú? hazlo mediante videoconferencias para disminuir la huella de carbono, asociada con los viajes aéreos u otro tipo de traslado. 

¡Adiós papel!: ¿Quieres entregarle a alguien tu tarjeta de presentación? El papel ya quedó atrás. Hoy en día existe una forma más práctica, económica y medioambientalmente más sostenible. Estas son las “tarjetas digitales”. Si bien existen múltiples aplicaciones que ofrecen este servicio, nosotros te enseñamos esta. Se trata de un generador de código QR donde puedes ingresar todo tipo de datos sobre lo que realizas. Simplemente las personas deben abrir la cámara de su celular y podrán escanear el código para conocer toda tu información laboral.

Pero…¡ojo! Debemos saber que todo lo que hacemos tiene costes y consecuencias. Si bien, utilizar internet como herramienta para sustituir la contaminación de otro tipo de materiales, es una buena opción, sin embargo, esta práctica también contamina si no somos lo suficientemente cuidadosos. Te dejamos algunos datos para que reduzcamos nuestro impacto medioambiental en esta plataforma. 

Desconecta todos los equipos que no estés utilizando: El tener los aparatos electrónicos siempre conectados (cargadores de móviles, teléfonos inalámbricos, ordenadores e impresoras), aún cuando estos ya tienen suficiente carga, supone un consumo energético innecesario. Conectalos sólo cuando sea necesario. Este simple gesto puede suponer tanto un ahorro en la cuenta a fin de mes, y los importante, una gran medida para cuidar el planeta.

Limpia tu correo electrónico: No somos conscientes de ello pero un email tiene un coste ecológico. Por cada email almacenado en nuestro correo, diez gramos de CO2 son generados al año. Dicho así, suena a una cantidad insignificante. No lo es si tenemos en cuenta que cada día se envían en el mundo 293.000 millones de emails, según cifras del 2019. 

Como solución, te presentamos la aplicación Cleanfox, una start-up francesa que propone eliminar gratuitamente no cualquier email, sino newsletters que están ocupando espacio en tu buzón de correo. La puedes encontrar en versión móvil para Iphone y Android.

¿Quieres conocer más sobre la contaminación digital? Ingresa aquí

  1. Utiliza la naturaleza a tu favor 

En nuestro espacio de trabajo hay cabida para fomentar al máximo la sostenibilidad. Muchas veces no nos damos cuenta, pero la misma naturaleza se encarga de entregarnos lo que necesitamos, solo debemos saber como. Toma nota:

Aprovecha la luz natural:  El consumo de luz es otro de los grandes caballos de batalla en la oficina. Empieza por aprovechar al máximo la luz natural, es mucho mejor para trabajar y ofrece otras ventajas a nivel salud y motivación que ayudarán a tu oficina. Si tienes ventanas grandes en tu lugar de trabajo, ¡aprovechalas!

Decora con plantas: Cada día más empresas se llenan de verde y no es sólo porque mejoran la motivación, dan alegría y bienestar. Las plantas ayudan a regular el ambiente, aportando humedad y pueden incluso, absorber gran parte de las radiaciones que emiten los aparatos electrónicos ¡Te invitamos a que sumes plantas a tu lugar de trabajo.

  1. Utiliza productos responsables con el medioambiente

Reducir nuestro impacto sobre el medio ambiente es más fácil de lo que parece. Solo debemos seleccionar adecuadamente los productos que adquirimos y gestionar mejor nuestras compras. En el mercado ya existen muchos productos sostenibles, y no en todos los casos tienen un precio superior como se cree.

Papelería: En la oficina usamos una gran cantidad de material de papelería. Una forma sencilla de reducir su impacto en nuestro planeta es usar productos responsables con el medio ambiente, como el papel reciclado. También podemos encontrar otros materiales ecológicos como los cartuchos de tinta, bolígrafos, cuadernos y archivadores reutilizables, entre otros. Te invitamos a conocer los diversos productos de la linea ecologica de Extra Imagentienda de papelería y diseño gráfico de Concepción, ubicada en Barros Arana 281. 

Utensilios de cocina: Procura siempre llevar contigo una botella reutilizable para cargar tu bebestible. Puede ser de plástico, siempre y cuando sea un utensilio de uso mayor. Por otro lado, si almuerzas en el trabajo, lo más recomendable es que traigas tu comida preparada desde la casa en recipientes de vidrios o reutilizables. Así, no generas más basura al comprar en locales donde los desechos son mayores.

¡Recicla! pero hazlo de manera adecuada…

Muchos de los materiales y residuos que se generan en las empresas pueden ser reciclados y destinados a la creación de nuevos materiales u objetos. Para emprender esta iniciativa es necesario seguir una serie de pasos que permitan asegurar el mejor proceso de separación según cada oficina o ámbito laboral. Estos son algunos consejos:

Identificar los diferentes tipos de residuos que se generan y clasificarlos en reciclables y no reciclables. Por ejemplo: 

Contenedores de reciclaje por colores: Existen distintos tipos de colores (por lo general cinco), que clasifican los residuos según su composición. Los colores mundialmente conocidos y más utilizados son el amarillo, rojo, azul, verde y gris. Sin embargo, no siempre estas tonalidades clasifican los mismos productos, puesto que pueden ser diferentes según el lugar en donde vivas, o por la empresa que crea estos contenedores. 

Contenedores para residuos orgánicos:  Sería ideal complementar la separación de residuos con una compostera que permita albergar los distintos restos de alimentos que se generen en el momento del almuerzo. Aunque muchos no lo crean, este es un proceso natural y muy fácil de realizar. Ingresa aquí para saber cómo dar solución a este tipo de desechos en tu oficina.

En Concepción, la empresa Karubag recicla estos desechos orgánicos para convertirlos en abono 100% orgánico. Ofrecen además, planes de reciclaje para oficinas que van desde los $29.990, hasta los  $49.990 por mes ¿Te interesa? Conoce más de estos planes aquí.

EcoLadrillos: A diferencia de productos reciclados, el Ecoladrillo los reutiliza. El proceso consiste en rellenar botellas plásticas con cualquier tipo de residuos inorgánicos como bolsas de nylon, celofanes, papeles muy plastificados, etc.


En base al primer diagnóstico, elegir un sistema de separación de residuos acorde, es decir, si conviene contar con dos o más cestos según el caso. Tener en cuenta además el volumen que produce cada tipo de residuo, a fin de colocar cestos cuyo tamaño sea acorde a la cantidad generada.

Colocar cestos separadores en un lugar accesible y cómodo para los empleados, con carteles descriptivos.

¿Te sirvieron estos consejos sostenibles? ¡Compártelo entre tus colegas para fomentar estas buenas prácticas! y si tienes otros datos, recuerda escríbenos!! 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *